Diseño web y usabilidad para un ecommerce

web design and usability for an ecommerce

En la era digital, las compras en línea se han convertido en algo más que una comodidad: es una forma de vida. Se estima que 2,14 mil millones de personas en todo el mundo realizarán compras en línea en 2021, no es de extrañar que el comercio electrónico sea una industria en auge. Sin embargo, la diferencia entre una tienda en línea rentable y una que tiene dificultades a menudo se reduce a dos elementos clave: diseño web y usabilidad.

Por qué es importante el diseño web

La estética de su sitio web de comercio electrónico es el equivalente digital de los escaparates y el diseño de una tienda física. Así como una tienda desordenada y desorganizada puede rechazar a clientes potenciales, también puede hacerlo un sitio web mal diseñado. De hecho, las investigaciones indican que a un visitante en línea le toma menos de dos décimas de segundo formarse una opinión sobre su marca. Con una ventana de oportunidad tan reducida, es fundamental que su sitio web impresione a los usuarios al instante.

Elementos de un buen diseño web

  1. Esquema de colores: elija una paleta de colores que no solo se alinee con su marca sino que también brinde una experiencia visual agradable para el usuario.

  2. Tipografía: utilice fuentes fáciles de leer y asegúrese de que su texto contraste bien con el fondo.

  3. Imágenes: las imágenes y los vídeos de alta calidad pueden brindar a los visitantes una mejor comprensión de sus productos, lo que les ayudará en su decisión de compra.

  4. Diseño: un diseño limpio y ordenado puede guiar la atención del usuario hacia elementos clave como botones de CTA, promociones y categorías de productos.

El papel de la usabilidad

A menudo se piensa que el diseño web y la usabilidad son la misma cosa, pero no es así. La usabilidad se refiere a la facilidad con la que los usuarios pueden navegar por su sitio web y completar las acciones deseadas, como realizar una compra o suscribirse a un boletín informativo. Un sitio web bonito no sirve de nada si los visitantes no pueden encontrar fácilmente lo que buscan.

Mejores prácticas de usabilidad

  1. Navegación: asegúrese de que su menú sea sencillo y fácil de encontrar. Utilice etiquetas de menú descriptivas.

  2. Funcionalidad de búsqueda: una barra de búsqueda bien implementada puede ahorrar tiempo a los usuarios y hacer que su experiencia sea más agradable.

  3. Tiempo de carga: la velocidad lenta del sitio web puede ser un factor decisivo. Optimice el tamaño de las imágenes, utilice la carga diferida y emplee servicios CDN para acelerar su sitio.

  4. Capacidad de respuesta móvil: Dado que más del 50% de las compras en línea se realizan ahora en dispositivos móviles, un diseño con capacidad de respuesta móvil no es sólo una ventaja, es una necesidad.

  5. Proceso de pago: cuanto más rápido y fácil sea realizar el pago, es menos probable que pierda una venta. Ofrezca pagos para invitados, varios métodos de pago y un proceso claro, paso a paso.

Integrando diseño web y usabilidad

Cuando se optimizan tanto el diseño web como la usabilidad, funcionan en armonía, creando una experiencia perfecta que no sólo atrae sino que también convierte. A continuación se ofrecen algunos consejos para lograrlo:

  1. Pruebas de usuario: realice pruebas de usabilidad periódicas para comprender cómo interactúan los usuarios reales con su sitio web. Esto ayuda a identificar cuellos de botella y elementos que pueden necesitar un rediseño.

  2. Consistencia: Mantenga un diseño consistente en todo su sitio web. La coherencia mejora la usabilidad a medida que los usuarios se familiarizan con su diseño y saben dónde encontrar cosas.

  3. CTA claras: utilice elementos de diseño para resaltar sus botones de llamado a la acción (CTA). Asegúrese de que sean visibles pero no disruptivos.

  4. Mensajes de error: diseñe sus mensajes de error para que sean útiles y guíen a los usuarios a corregir el error en lugar de dejarlos frustrados.

  5. Bucles de retroalimentación: emplee microinteracciones, como botones que cambian de color cuando se hace clic, para proporcionar retroalimentación instantánea, que es una parte clave de la usabilidad.

Conclusión

Un buen diseño web y una gran usabilidad no son sólo palabras de moda; son esenciales para el éxito del comercio electrónico. Invertir tiempo y recursos en estos elementos puede ofrecer un alto retorno de la inversión, convirtiendo a los visitantes ocasionales en clientes leales. Por lo tanto, la próxima vez que piense en tomar atajos en su sitio web de comercio electrónico, recuerde que un buen diseño no se trata sólo de verse bonito, sino de ofrecer una experiencia de usuario excepcional que genere conversiones.



request full demo